Retratos del fin del mundo


“La razón humana tiene el peculiar destino de cargar con cuestiones que no puede repudiar, pero que tampoco puede responder”.

KANT.


Siempre ha sido difícil definir los límites de la dicotomía normalidad-anormalidad. Esta ambigüedad ha resultado en un tema favorito de estudio para diversas ciencias. Desde la filosofía hasta la medicina han trazado líneas divisorias entre estas áreas que, aunque contrarias y confusas, son también intrínsecas a la humanidad.


A pesar de dicha complejidad, la sociedad es pronta en señalar lo anormal y lo castiga con comportamientos que van desde lo condescendiente hasta la discriminación. ¿A qué se debe este prejuicio? ¿Es acaso que todos estamos, de alguna manera, cerca de esta línea divisoria que nos acerca a la locura? ¿Es quizá que al verlo reflejado en otras personas nos da miedo reconocernos a nosotros mismos?


Este documento fotográfico, conformado por retratos callejeros de personas que deambulan por las calles, por los márgenes entre lo normal y lo anormal, rescata de las sombras estas miradas para devolvérselas a un mundo obsesionado con las apariencias, con lo que está bien, con lo normal, y por tanto con lo anormal, lo infrecuente, lo inferior, lo enfermo, lo finito. Cual retratos de un fin de un mundo.

Using Format